Cuida tus ojos

Con la vista puesta en el verano: estación de riesgo para la salud de los ojos

  • Multiópticas apunta las recomendaciones a tener en cuenta para que la visión no sufra durante las vacaciones.
  • La compañía líder del sector óptico en España aconseja prestar especial atención a la visión de los niños, más expuesta a agresiones externas en estos meses del año.
  • A pesar de que el 95% de los españoles considera que la vista es el sentido más valioso que poseemos, hay hábitos para cuidarla que todavía no se han adquirido.

 Madrid 22 de junio de 2011– El verano puede ser una época especialmente perjudicial para la vista: la estación estival no sólo acentúa las agresiones externas a la visión (agua de piscinas y playa, arena, rayos UV), sino que el tiempo libre puede intensificar hábitos adquiridos a leer o ver la televisión, contraproducentes  para la salud visual.

Tal como apuntan los expertos de Multiópticas, la primera recomendación es utilizar siempre, sin excepción y como normal indispensable, gafas de sol homologadas y garantizadas, que cumplan las normas de calidad óptica necesarias para la correcta protección ocular. Se descarta en cualquier caso usar gafas que no cumplan con estas condiciones, pues un filtro inadecuado no sólo no protege, sino que causa una mayor exposición solar ocular al favorecer la dilatación de la pupila. Del mismo modo, en caso de de usar gafas graduadas, sería conveniente consultar la posibilidad de incorporar su corrección óptica a sus gafas de sol.

Cuidado con el agua y la arena

El agua del mar y las piscinas irritan los ojos y puede ser también vehículo de transmisión de infecciones oculares, como la creatitis. El consejo de los expertos de Multiópticas es la hidratación previa con lágrimas artificiales, como prevención de estas anomalías típicas del verano; y no sumergir la cabeza bajo el agua si se ha sufrido una intervención ocular reciente. Del mismo modo, el uso de lentes de contacto en piscinas y playa aumenta el riesgo de contraer estas infecciones, además de incrementar la sequedad ocular.

Multiópticas también insta a ser precavidos con la arena que entra en los ojos por el viento: es fundamental no frotarse los ojos, pues los granos de arena pueden arañar el globo ocular. Ante en cualquier caso de anomalía, es fundamental consultar con un oftalmólogo lo antes posible, evitando la automedicación.

Hábitos diarios para cuidar la vista en verano

Tal  y como revela una encuesta recogida en el Libro Blanco de la Visión en España, el 95% de los españoles considera que la vista es el sentido más valioso que poseemos y el 77% afirma que el sentido de la vista es la primera de las capacidades físicas que temen perder. Sin embargo, hay hábitos para cuidarla que todavía no se han adquirido, especialmente en los meses de verano en la que sufre en mayor medida.

No solo lo que se entienden como agresiones ambientales o externas pueden afectar a la salud visual: actividades de la vida cotidiana que en época de vacaciones se intensifican, como leer o ver la televisión, también pueden resultar perjudiciales. Leer con poca luz, o bajo una luz intensa como la del sol en la playa (en este caso lo ideal es utilizar gorra o visera para atenuar la exposición); o ver la televisión a corta distancia puede perjudicar a la salud visual.

Concienciarse de los buenos hábitos, y asumir una alimentación rica en carotenos y vitaminas A, E y C (beneficiosa para la salud visual), ayudará a llegar al final del verano sin haber hecho sufrir a la visión.

Prevención especial con los más pequeños

La concienciación con la protección de la piel de los niños está más que extendida; al contrario que las medidas necesarias para proteger los ojos de los más pequeños del deslumbramiento y los rayos UV. Todas las indicaciones deben intensificarse con ellos.